• 13 OKT 14

    Se calcula que mundialmente, una de cada 10 personas sufre de dolor de espalda baja.

    De acuerdo con los estudios actuales, el dolor de espalda es también la causa más frecuente de incapacidad laboral del mundo.

    Es un problema de grandes proporciones. Un estudio, de la revista Annals of RheumaticDiseases, encontró que de las 291 condicionantes de salud del Estudio Global Burden of Disease en el año 2010, el dolor de la zona lumbar es la principal razón referente a discapacidad. Según sus autores:

    „El dolor de espalda causa una discapacidad a nivel global mayor que cualquier otra condición. Con el envejecimiento de la población, hay una urgente necesidad de una mayor investigación para comprender mejor el dolor de espalda baja en diferentes ámbitos.“

    Una de las razones principales por las que las personas se medican

    Un problema asociado, que no se había tratado en el estudio mencionado, es que el dolor lumbar es también una de las razones fundamentales por las que las personas toman analgésicos prescritos.

    Las autoridades de Estados Unidos están a la ofensiva, afirmando que los analgésicos narcóticos son un fuerte impulsor en el aumento del abuso de sustancias y de las sobredosis letales, por lo que pacientes y médicos tienen que estar concienciados acerca de los riesgos.

    El dolor de espalda es también una fuerza impulsora detrás del uso de opiáceos, que lo hace que sea un tema principal para disminuir la incapacidad y mejorar la salud y calidad de vida para millones de personas, y a su vez para afrontar un problema en aumento sobre la legalidad de la medicación y el número de muertos que se le asocian.

    Oliver Clark ha publicado una guía sobre los problemas de la fluoxetina y el alcohol. En esta guía se explican los principales problemas a la hora de mezclar el antidepresivo fluoxetina con el alcohol.

    Principales causas del dolor de espalda

    Las lesiones deportivas y los accidentes son las principales razones de dolor de espalda a largo plazo. También existen diversos factores de riesgo como: La mala postura, mal acondicionamiento físico causado por la inactividad,otras enfermedades (cálculos renales, los coágulos sanguíneos e infecciones), la obesidad, el estrés, la osteoporosis o disminución de densidad ósea.

    Alternativas para mejorar el dolor de espalda antes de recurrir a los analgésicos

    El cuidado quiropráctico

    Acudir a un quiropráctico cualificado o a un osteópata es otra opción válida si se sufre de cualquier tipo de dolor crónico. La revista Annals of Internal Medicine7 reveló que la atención quiropráctica ofrece en muchas ocasiones un alivio mayor que la medicación.

    Una vez evaluados en un período de 12 semanas más de 270 pacientes con dolor de cuello, se encontró que los que estuvieron en tratamiento con un quiropráctico o hicieron ejercicio tuvieron más del doble de probabilidades de estar sin dolor en comparación con los que se medicaron

    Una postura correcta, sentado y parado

    la importancia de la vitamina C

    Cuidar la postura es otro elemento fundamental de autocuidado que, en muchos casos, ayuda a mitigar completamente el dolor de espalda. Estar la mayor parte de su día encorvado detrás de un escritorio o en el sofá es una manera segura de desarrollar dolor de espalda. Sentarse mal también es un factor de riesgo independiente que incluso puede quitarle años a su vida, a pesar de realizar ejercicio de forma regular.

    Una postura correcta es fundamental para su salud y la mayoría no tenemos una buena postura. Si entendemos la biomecánica funcional del cuerpo, se puede aprender a mejorar la forma en que se mueve, impidiendo así los dolores y molestias.

    Otro factor importante es moverse a intervalos regulares, ya que nos ayudará a contrarrestar los efectos negativos de estar sentado. Simplemente puse la alarma cada 15 minutos, momento en el que me pongo de pie y hago un par de sentadillas con salto, sentadillas con una sola pierna, o una amplia variedad de diferentes estiramientos de cadera y de pecho.

    La terapia con Láser clase 4 y K-Laser

    En primer lugar, el tratamiento con láser infrarrojos reduce el dolor, la inflamación y mejora la cicatrización de tejidos,músculos, ligamentos, o incluso los huesos. Estos beneficios son el resultado de un aumento de la microcirculación, ya que el tratamiento estimula el movimiento de glóbulos rojos en la zona que se trata. También mejora el retorno venoso y linfático, y la oxigenación que llega a los tejidos.

    Por otra parte, también estimula la enzima citocromo oxidasa en las mitocondrias celulares. Siendo esto, uno de los descubrimientos fundamentales de la ciencia de la terapia con láser. Se concentra en las células dañadas ya que éstas aceptan con mayor facilidad los fotones de la luz, y las células sanas no necesitan esta energía extra. El Dr. Phil Harrington, experto en el uso de la terapia de K-Laser, explica lo siguiente:

    Al estimular la enzima citocromo oxidasa, estamos utilizando el oxígeno en la cadena respiratoria en el interior de las mitocondrias que produce más ATP para esa célula. Así que, independientemente de qué tipo de célula sea, va a funcionar a un nivel más alto.“

    El K-láser tiene tres longitudes de onda infrarrojas las que se centran en el agua, en la hemoglobina y en la enzima estimulan mejor el metabolismo celular. El K-Laser es la única terapia clase-4 que utiliza estas tres longitudes de onda que penetran en el cuerpo alcanzando áreas como la columna vertebral y la cadera.

    Consejos útiles para el alivio del dolor

    Conociendo los riesgos, lo mejor es probar todo antes de comenzar con algún analgésico narcótico o someterse a cirugía. Existen otras alternativas, a parte de las mencionadas en este artículo, como osteopatía, naturopatía y acupuntura. Ni los medicamentos ni la cirugía tratan la causa del dolor, y ambos presentan riesgo de padecer efectos secundarios importantes. Así que si tiene dolor, antes de tomarse analgésicos pruebe las siguientes indicaciones:

    1- Elimine o reduzca de su dieta los alimentos procesados, granos y azúcares procesados. Esto reducirá sus niveles de insulina y leptina y disminuirá así la resistencia a la insulina y a la leptina, que es una de las razones más importantes por las que se producen las prostaglandinas inflamatorias.

    2- Tome grasas omega-3 de origen animal de alta calidad ya que son precursores de los mediadores de la inflamación. Se recomienda especialmente el aceite de krill.

    3- Favorezca la producción de vitamina D de su cuerpo. Si obtenemos suficiente luz a través del sol, se activarán diversos mecanismos para disminuir el dolor.

    4- Técnica de Liberación Emocional (EFT) es un enfoque libre de medicamentos para el tratamiento del dolor de todo tipo. Tiene unos principios similares a los de la acupuntura, ya que ayuda a equilibrar su energía. Ayuda a resolver las emociones negativas, a menudo subconscientes, que pueden exacerbar el dolor. Se estimulan (mediante ligeros golpes) unos puntos concretos con las yemas de los dedos, reequilibrando el sistema energético, favoreciendo a que disminuya o desaparezca el dolor.

    5- Astaxantina es un antioxidante soluble en grasa muy eficaz. Posee propiedades anti-inflamatorias muy potentes y muchas veces es más eficaz que los medicamentos anti-inflamatorios.

    6- El Jengibre también tiene una actividad antiinflamatoria potente y mitiga el dolor. El jengibre fresco se debe hervir en agua como un té o rallado en el jugo de vegetales.

    7- Curcumina: Se realizó un estudio de pacientes que padecían artrosis. Aquellos que tomaron 200 mg de curcumina al día, redujeron el dolor y aumentó su movilidad. Un estudio anterior también encontró que un extracto de cúrcuma, bloquea las vías inflamatorias, previniendo la sobreproducción de una proteína que provoca la inflamación y el dolor.

    8- Boswellia: También conocida como boswellin o „incienso indio„. Esta hierba contiene propiedades anti-inflamatorias. Efectiva en muchos pacientes con artritis reumatoide.

    9- Bromelina: Enzima, que la podemos encontrar en la piña, que actúa como anti-inflamatorio natural. La podemos tomar como suplemento o comiendo piña fresca, principalmente el centro de ésta.

    10- Myristoleatecetílico (OCM): Este aceite, que se encuentra en el pescado y en la mantequilla de vaca, actúa como „lubricante para las articulaciones“ y anti-inflamatorio.

    11- Aceites de onagra, grosella negro y de borraja: contienen el ácido graso gamma-linolénico esencial (GLA), útil para mitigar el dolor artrítico.

    12- Crema de Cayena: También conocida como crema de capsaicina, proviene de chiles secos. Alivia el dolor al agotar la fuente del cuerpo de la sustancia P, una sustancia química de las células nerviosas que transmiten señales de dolor al cerebro.

    Desde la clínica del Dr.Franzreb nos ponemos a su completa disposición para ofrecerle cualquier tipo de tratamiento contra el dolor personalizado para reducir este tipo de afecciones.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.