• 27 MAI 14

    La fibromialgia (FM), considerada el paradigma del dolor crónico, se caracteriza por dolor difuso, generalizado, de más de tres meses de duración, junto al hallazgo exploratorio de dolor en más de 11 de los 18 ‚tender points‚ (TP) que fueron establecidos en los criterios de clasificación del Colegio Americano de Reumatología (ACR) de 1.990. Hasta el presente, solo tres fármacos, Pregabalina, Duloxetina y Milnacipram, han sido aprobados por la Food and Drug Administration para el tratamiento de estos pacientes, sin que exista ninguna terapia aprobada por la Agencia Europea del Medicamento.

    En general, la respuesta a las distintas modalidades terapéuticas, incluyendo las terapias multidisciplinares, es pobre y de duración limitada.

    Tras un estudio de investigación realizado en la Universidad de Cantabria por la Dra. Paula Rivas, en la cual se ha basado su Tesis Doctoral “Punción Seca en Pacientes con Fibromialgia. Análisis de su Eficacia Terapéutica”, se ha llegado a la conclusión de que los pacientes tratados mediante punción seca obtuvieron muy buenos resultados, tanto en el alivio del dolor así como en los síntomas asociados de esta enfermedad; ansiedad, depresión, fatiga, cansancio e insomnio.

    La punción seca es una técnica de fisioterapia invasiva mediante la cual se introduce una aguja de acupuntura en unos puntos determinados, llamados tender points o puntos anatómicos del paciente, sin infiltrar sustancia alguna. Es una técnica prácticamente indolora y con escasas contraindicaciones y efectos secundarios.

    Como puedes observar si echas un vistazo a la página, la acupuntura es una de las especialidades que se practican en la clínica del Doctor Marco Franzreb, acostumbrado a realizar este tipo de tratamientos para el dolor y otros innovadores como la homeopatía general.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies.