• 14 FEB 07
    Fisiología de las articulaciones

    Fisiología de las articulaciones

    El cartílago articular

    Las articulaciones estan revestidas de cartílago hialino no vascularizado. En su composición se distinguen fibras colágenas y un gel de glucoproteinas hidratadas. Esta mezcla confiere al cartílago sus propiedades de deslizamiento, elasticidad, duración y resistencia. La resistencia este dada por disposición de las fibras colágenas, orientadas formando arcos desde la profundidad a la superficie. Estas fibras se rodean por las moléculas de proteoglucanos hidratados formando una unidad con la fase gel del cartílago. El componente fibrilar sirve de sostén al componente coloidal. Por esto, ante una presión, el gel que es inextensible resiste la carga mientras que el armazón de fibras conserva la integridad del cartílago como estructura. El grosor medio del cartílago articular es de 2 a 4 mm, siendo mayor en la periferia de las superficies articulares convexas y en el centro de las cóncavas.

    En el espesor del cartílago articular se distinguen varias capas. Una capa superficial que al microscópio electrónico se ve como una “lámina esplendente”, se extiende recubriendo el cartílago hasta los márgenes donde se fija firmemente. Su función es reducir la fuga de proteoglucanos y evitar la entrada de enzimas nocivas. Por debajo de esta capa se encuentra el espesor del cartílago con sus distintas capas celulares y disposición característica de fibras. La superficie profunda del cartílago no se une al hueso, pero a este nivel se encuentra calcificado y existe un perfecto acoplamiento de ambas superficies; cartílago calcificado y hueso subcondral. Progresivamente, mediante el proceso de osificación endocondral, el cartílago calcificado es sustituido por hueso subcondral. En este cartílago calcificado se anclan las fibras colágenas que luego se dirigen a la superficie articular. La llamada “línea de marea” es la interfase entre el cartílago hialino y el calcificado. La mayoría de los desprendimientos ocurren a este nivel. Tiene una gran actividad metabólica, interviniendo en el proceso de calcificación del cartílago.

    Composición del cartílago articular:

    Matríz:

    • 10-15% Proteoglucanos.
    • 10-15% Colágeno tipo II.
    • 70-80% Agua.

    Células (condrocitos).

    El tamaño y la consistencia del proteoglucano hidratado son los responsables de muchas de las propiedades del cartílago, a saber:

    • 1. La turgencia del cartílago se debe a la presión oncótica ejercida por los proteoglucanos hidratados.
    • 2. La combinación de moléculas gigantes de proteoglucano hidratado y las fibras colágenas hacen que el cartílago actúe como un filtro que permite el paso de pequeñas partículas pero no de grandes.
    • 3. Las cargas negativas de los polisacáridos sulfatados afecta la difusión de electrolítos através del cartílago, contribuyendo así, a la homeostasis.

    Membrana y líquido sinovial.

    Adelgazar en Madrid y en cualquier sitio puede desacargar la articulación, pero generalmente su efecto positivo es sobrevalorado. Pero es verdad que puede provocar una inflamación de la sinovial. La membrana sinovial recubre la superfície interna de la cápsula articular y todas las demás estructuras intrarticulares menos el cartílago. Se diferencian dos estructuras: La capa interna (revestimiento sinovial), y la capa subíntima (de soporte o sostén). En la membrana sinovial se ha observado colágeno tipo I y tipo II. Hay dos tipos de células sinoviales, A Y B. El tipo A está adaptado a las funciones fagocitarias, mientras que el tipo B tiene función secretora de hialuronato.

    Las funciones primordiales de la membrana sinovial son tres:

    • 1.Secreción.
    • 2. Fagocitosis.
    • 3. Regulación del movimiento de solutos, electrolítos y proteínas.

    El líquido sinovial es viscoso, palidoamarillento y claro. Su volumen suele ser menor de 1 o 2 cc. Tiene las funciones de lubricación, protección del cartpilago contra el trauma mecánico y estabilización de la articulación. El hialuronato es producido y secretado por las células tipo B.

    La cantidad de proteínas del líquido sinovial y el tipo esta minuciosamente regulado por la membrana. Las proteínas inmunológicas y electroforéticamente idénticas a las plasmáticas proceden de la sangre. Sin embargo la concentración proteica es menor en el líquido sinovial con un mayor porcentaje de albúmina y menos alfa 2 globulinas, sin proteinas de alto peso molecular.

    Cuando la sinovial se inflama aumentan en el líquido la proteínas (fibrinógeno), y la concentración de ácido hialurónico suele ser menor de la tercera parte de lo normal. Por esto, el coágulo de mucina provocado con ácido acético es más friable. Dado el gran contenido de proteínas de los líquidos inflamatorios se coagulan expontáneamente por la concentración de fibrinógeno.


Autor: Doctor Marco Franzreb Cobelletti